Mes: junio 2015

La misoginia de Luis Quiles y la excusa del arte.

Lo quería haber escrito hace mucho, pero lo hago ahora que me he vuelto a topar por vez mil las ilustraciones de Luis Quiles en las redes. La primera vez que vi sus dibujos me di cuenta de que me desagradaban, no con la intencionalidad que tuviera él de desagradar, sino porque mi lectura feminista de las mismas no encontraba justificación alguna.

luis quiles 8luis quiles 7luis quiles 6

La imagen es peligrosa,peligrosa porque tiene mucho poder y porque conlleva un discurso implícito que no todo el mundo puede desgajar del mismo modo por carecer de las mismas herramientas para su análisis o simplemente partir desde distintos puntos en la crítica. El arte lleva desde su consideración, escondiendo intencionalidades que la subyacen, con la excusa de “como es arte” pues “tiene muchas interpretaciones”. No, perdonen, una imagen puede tener muchas consideraciones pero no puede esconder como se usan distintas figuras para qué fin, no puede esconder el significado base inherente.

Luis Quiles es muy evidente y cualquiera que lea estas imágenes con un poco de cultura visual y crítica feminista ve bien de lo que hablamos. En sus ilustraciones usa a la mujer como objeto (cosificación) de denuncia para múltiples temas. Es su objeto-denuncia favorito, que lo usa como una muñeca hinchable. Dibuja mujeres con atributos resaltados para mostrar su sexualidad basada en el prototipo construído del erotismo masculino (y capitalista) en el porno. La mujer bella, inocente y por lo tanto, sexy. Siendo bien pensadas (muy bien pensadas) podríamos intentar explicar alguna de sus imágenes como una crítica al sistema patriarcal, dibujando a la mujer tal y como la dibuja esta sociedad, pero se nos cae por los bordes ese argumento cuando vemos que la usa del mismo modo cosificado para distintas críticas, sea cual sea la índole de estas.  Así vemos como parece que se pone 10 películas porno y escoge los top10 de las escenas más asquerosas y explotadas por este comercio de hegemonía patriarcal para exponerlas en sus dibujos, criticando otras cosas.

Sea una cuestión de dinero, de drogas, de redes sociales,Disney…lo que sea, Luis Quiles usa una visión misógina para criticar cosas que nada tienen que ver con la mujer y su sexualidad. Para asegurarme de igual modo, he buscado entrevistas hasta ahora realizadas por él, y en ningún momento apunta sobre su uso de mujeres y la sexualidad efervescente machista para sus dibujos, habla de que las mujeres son sus musas y BLABLABLA.

luis quiles 5luis quiles 4luis quiles 3

Basta ya de esconder bajo la etiqueta de arte intencionalidades y educaciones repudiables, basta ya de justificar sin un planteamiento propio (y para ello debemos aprender primero nuestras propias lecturas) por qué algo es o no es rechazable. No hace falta conocer al artista y haberse tomado muchos cafés con él (o ella en otro caso) para saber interpretar sus imágenes, porque las imágenes son creadas con una intencionalidad, son parte de esa persona, son las palabras que te faltan codificadas en una imagen,un icono.Sólo hay que aprender a leerlas. No existe la ambigüedad, o desde luego esta no la posee Luis Quiles.

En una clase del bachiller dí en su momento la imagen publicitaria como método de manipulación de masas. Un anuncio de un coche para la mayoría es eso, un coche. El cómo se muestra es el mensaje subliminal, la mujer de copiloto y el hombre conduciendo, dominando el control sobre lo natural y lo artificial, un coche lleno de juguetes para endulzar lo familiar y así vender más, mujeres sexualizadas para vender al hombre un refuerzo de su sexo, y largos etcéteras. La ilustración es igual, quien dibuja pretende transmitir algo, y como quien tiene boca, también se equivoca, y salen a relucir cosas que igual no eres ni consciente de que te subyacen. Por eso es interesante un buen análisis de todo lo que vemos, para ver si se sostiene en el pedestal erigido.

Esto de cubrir con la palabra “arte” la fuerte necesidad de sexualizar el cuerpo de la mujer no es nuevo. Luis Royo es otro de tantos que también tienen especial devoción por esta representación.

Necesitamos generar urgentemente un cortafuegos que flanquee la subliminalidad patriarcal necesitamos al feminismo para desenmascarar el mensaje, y hundirlo en la mierda, justo en el sitio donde debe estar.

Anuncios