Micromachismos, no gracias.

Todas y todos seguro que reconocéis en la terminología moderna del feminismo este palabro. A muchas y muchos probablemente os parezca bien, que aporta una verdad clarividente, que arroja luz sobre lo oscuro, que os resulta fácil explicar el machismo si se diversifica en más o menos reconocible.

Luis Bonino acuñó este término a finales de los 90. Empezaré diciendo que Luis Bonino pecó de machista, al igual que toda aquella y aquel que haya reconocido como propio en su discurso este concepto, lo apoye y lo difunda, sin pararse a pensar en lo que está haciendo. El término-concepto “micromachismo” alude a un tipo de machismos menos visibles, más arraigados en la sociedad,varios ejemplos:

-La mujer limpiando en casa mientras el hombre no hace nada.

-Creer que la labor del hogar sigue siendo cosas de las mujeres y los hombres solo ayudan en esa responsabilidad.

-Llamar marica a un hombre que cosa (eso es homófobo y machista)

-Criticar a las mujeres porque decidan cuidar de sus hijas o relegarse a la casa.

-Cuando una mujer coge un peso considerable, que un hombre espere a llamar a otro hombre en lugar de dejar que ella coja el peso.

-Hacer chistes machistas, reir las gracias de machistas.

-Decir “yo no soy de ese tipo de mujeres”

y larguísimos etcéteras.

En esto consistía el concepto de micromachismo (suena a micromachine y lo sabéis). Pero la idea es mala. Es mala porque erra en su propósito. Denominar micro es considerar que existe un macro, y aunque se pretenda aludir a una realidad más o menos visible, se diversifica el propio concepto, y acaba perdiéndose en la nada, e incluso teniendo más valía el machismo, que es ese daño grande realmente. Ejemplificaré para que nos entendamos. A nadie se le ha ocurrido en todos estos años de poca lucidez humana y deplorable terminología conceptual, denominar a algo microfascismo, (que también es algo bastante arraigado en la sociedad con múltiples comportamientos y sin embargo nadie ha hecho ningún tipo de diferenciación. Tampoco existe el microracismo. Es decir, que alguien rechace a un guineano diciéndole puto negro o siplemente escribiendo “negro” en un noticiario, o a un ecuatoriano por llamarme chincheta y no pegarle una patada en la boca, es exactamente la misma mierda, es racismo, y punto.

Sin título-16

Luis Bonino pecó de machista al igual que quien considere este concepto sin plantearse el por qué, debido a que divagar en que hay DISTINTOS TIPOS DE MACHISMO, pendan de la interpretación que penda, es machismo.Para mí el término micro implica restar importancia en cierta medida además (machismo pequeño).

Por otra parte, no deja de ser un hombre el que ha aportado un concepto dañino a la historiografía feminista. Yo no es que no valore la opinión de los hombres al respecto, pero considero que si la opresión viene de su sexo y la emancipación de lo primero viene dada por nosotras, no debe ser el sexo opresor el que se postule a nuevo literato de esto, al igual que a mí no se me ocurriría intentar definir cuestiones más o menos importantes o visibles de algo que no padezco, aunque pueda verlo previo razonamiento.

Creo que ya mencioné algo de esto en algún escrito en este blog anterior, pero no lo había desarrollado tanto, así que incido sobre mi cabezonería, y prometo que es la última vez que me pronuncio al respecto aquí.

Llamemos a las cosas por su nombre, si no nunca podremos acabar con el problema.Disgregar sólo ayuda  a confundir.

 

 

Ilustración: noiredevagina.wix.com/noire

Anuncios

2 comments

  1. Creo que lo has explicado muy clarito. Si me permites una apreciación al final del texto no utilizaría la palabra disgregar, que aunque separa y desune, no llega a dar idea del significado o más bien connotación del micromachismo. El camino hacia la igualdad es largo y de lucha constante o atención constante y caminamos por detrás del racismo, del fascismo y de algún que otro “-ismo” más.
    Salud!

  2. En cuestiones de racismo, xenofobia, homofobia, también sexismo, etc, sí se usa un término similar: microagresiones (http://smoda.elpais.com/articulos/la-era-de-las-microagresiones/5182)
    Micro alude al concepto microbio, con toda la carga q eso implica, y no a q sea un machismo pequeño o diferente. Cuando se estudia un fenómeno social los términos académicos son necesarios, pero sí es cierto q pueden confundir al público menos especializado y ser usados incorrectamente, con lo negativo q eso conlleva.
    Coincido en q el feminismo debe ser liderado por nosotras, las mujeres, pero la lucha por una sociedad igualitaria, en cuestión de género, y por lo tanto contra el machismo, no es cosa también de ellos, de los hombres? Incluidos los académicos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s