Mes: diciembre 2013

Cuando “Todo lo sólido se desvanece en el aire”

(el entrecomillado procede de la descripción del vídeo, para su mayor ilustración)

” …me he dado cuenta de que más allá del machismo patriarcal estándar existe este miedo profundo de las mujeres – lo que van a hacer para mí, ¿cómo me van a rechazar , ¿cómo me van a utilizar , cómo están cambiando la sociedad de una manera que no me favorece , la forma en que están haciendo los hombres en algo que no me gusta , cómo lo están haciendo a sí mismos en algo que no me gusta , que no me das lo que quiero , y que no me van a dar lo que creo que es mío por derecho . Esto va más allá del miedo del feminismo – se trata de miedo a las mujeres en estado puro. Y eso , en palabras de un títere , conduce a la ira y el odio.”

Traigo a colación este vídeo de animación porque me ha resultado un ejemplo gráfico buenísimo de lo que ocurre en realidad cuando las feministas empezamos a reaccionar, a querer intervenir,a evidenciar las diferencias por mínimas que sean (eso que desde que Bonino en 1990 se frotó la poya y dijo que se llamaban “micromachismos” y se está poniendo ahora tan de moda en la teórica y retórica feminista). Y ¿cuál es la respuesta en BASTANTES ocasiones? pues otro muro enorme de negación a esa visibilidad,a llamar feminazis, hembristas y demás herramientas coercitivas que se postulan a ser precisa y retorcidamente los Neomachismos.

Es decir, una negación que puede estribar en cierta parte a esa pérdida de control de lo establecido, aunque irónicamente se conozca la desigualdad y se quiera batallar en ella, al enfrentamiento mutuo por visibilizar esa evidencia ( Y en este comportamiento caemos también muchas veces las mujeres).

Estoy con aquel artículo de Ácida (http://www.feministasacidas.com/2013/11/la-feminista-de-la-mierda/) visibilizamos toda la estructura patriarcal e intentamos actuar en ella destruyéndola. Esto nos hace volvernos unas locas del coño literalmente porque a todo le subyace el patriarcado e intentar evidenciarlo y combatirlo es complicado y agotador. Pero aquí viene el nuevo golpe,una barrera con la que nos encontramos en el camino y que procede precisamente de un “ala amiga”, de la buena izquierda, del compañerismo aférrimo, de aquel/lla que tienes al lado en la lucha de clases. Y¿ cómo enfrentarse a ella sin que puedan tildarte de demagoga, hembrista/feminazi, cómo ser lo más fiel que puedas a tus principios, romper las propias estructuras a las que hemos estado sometidas y visibilizarlas de una manera que no sea agresiva para su aceptación?

He aquí lo complicado. Desde el respeto y el aprendizaje mutuo se puede aprender, pero no hay una manera no agresiva de romper barreras, no hay una manera dulce de cambiar las cosas. Porque la comodidad sí es pacífica, y elegir el camino contrario es echarte la escopeta al hombro y entrar en un coto de caza donde la veda está abierta y tú eres la presa.

Desde aquí me reafirmo. El diálogo armado de argumentos es una bala en esta batalla. Me reafirmo en la teoría de Kate Millet cuando dice “lo personal es político” y así hay que tomárselo, y me reafirmo en que nosotras, las mujeres, tenemos la hegemonía y el mando de la lucha feminista, y así ha de ser. Una última cosa:

Si te importa, habla. Si te callas eres cómplice. No debemos temer al enfrentamiento ni huir de él. En nuestra convicción reside nuestra fuerza.

Anuncios

Diciembre de 1986 “Tribunal contra las agresiones al derecho al aborto”

[extraído de feministas.org http://www.feministas.org/spip.php?article799]

Considerando que el gobierno del PP bajo la autoría de Gallardón y con el respaldo del gobierno, se va a atentar contra los derechos humanos y la libertad individual de las mujeres, traigo a este espacio en la red un trozo de memoria histórica. 

 

Se celebra en Madrid, organizado por la Coordinadora Estatal de Organizaciones Feministas, en el mes de diciembre, con la participación de 3.000 mujeres. Se publican los testimonios, las conclusiones y el veredicto del Tribunal.

SENTENCIA

Reunido en Madrid el Tribunal contra las agresiones al derecho al

aborto y oídos los testimonios, considerando hechos probados los

datos aportados y,

CONSIDERANDO que las tareas que esta sociedad asigna a las mujeres nos alejan de los organismos e instituciones de poder y decisión política, social y económica, que pasamos 10 fundamental de nuestro tiempo atendiendo las necesidades privadas y domésticas de hermanos, padres, maridos y amantes.

CONSIDERANDO que esto, lejos de ser un hecho casual, está relacionado con los intereses de los hombres, y especialmente con los de quienes detentan el poder social, político y económico.

CONSIDERANDO que recibimos una educación tendenciosa y reaccionaria que oculta que el cuerpo y el sexo son fuentes de placer, que la reproducción y la maternidad son cosas diferentes y claramente separadas. Que se nos intenta ocultar el placer sexual que podemos obtener con nuestro propio cuerpo o con el cuerpo de otras y otros; que tener hijos e hijas es una posibilidad y que cuidarlos, educarlos y atenderlos es una tarea que puedan hacer las mujeres, pero también los hombres.

CONSIDERANDO la influencia ideológica de la jerarquía católica, que considera el placer sexual como pecado y la maternidad como profesión de las mujeres, alentando entre nosotras la sumisión y Ia resignación como virtudes.

CONSIDERANDO que Ia Constitución, fiel reflejo de las ideas dominantes, no reconoce explícitamente el derecho al aborto ni ningún otro derecho especifico de las mujeres, dando por bueno el marco social en el que se desarrolla nuestra vida, consagrando así el poder do los hombres sobre nosotras.

CONSIDERANDO que las leyes elaboradas por los poderosos limitan, persiguen y reprimen derechos de las mujeres, y de un modo especial el derecho a decidir sobre nuestro cuerpo.

CONSIDERANDO que a pesar do las leyes, restricciones y prohibiciones, miles do mujeres, una vez que so han quedado embarazadas sin desearlo, deciden abortar, buscando soluciones dondese las ofrezcan, tengan éstas o no garantías suficientes para su salud.

CONSIDERANDO que el Gobierno del Esta español, teniendo información sobre los sufrimientos y peligros que corren a diario miles c mujeres al exponer sus vidas sometiéndose abortos caseros y clandestinos, ha elaborado unas leyes que siguen considerando el aborto como un delito que lo convierten en un negocio privado y que, en los casos en que se despenaliza, no queda garantizada su gratuidad.

FALLO En atención a lo expuesto, el TRIBUNAL DECIDE:

PRIMERO: acusar a! Gobierno como responsable directo de las muertes de nueve mujeres, víctimas del aborto clandestino, ocurridas desde que en agosto de 1985 entrara en vigor su ley sobre aborto.

SEGUNDO: acusar a! Gobierno como directo responsable de Ia situación de indefensión a la que se ven abocadas las mujeres. Indefensión legal e indefensión sanitaria.

TERCERO: acusar a! Gobierno de ceder ante las presiones de los profesionales de la medicina privada, de aquellos que miden sus principios morales y éticos en pesetas, capaces de aceptar la práctica legal de abortos siempre que ésta los permita lucrarse.

CUARTO: acusar al Gobierno de desproteger a los sectores más progresistas de la sanidad, a aquellos dispuestos a realizar abortos en la red sanitaria publica.

QUINTO: acusar a! Gobierno como responsable de los procesos abiertos en la actualidad contra mujeres, contra sanitarios y sanitarias; do las redadas policiales contra clínicas y centros de planifi cación; del encarcelamiento de personas cuyo único delito ha sido facilitar a las mujeres que /0 deseaban el cuidado y atención necesaria para que abortaran en las mejores condiciones sanitarias, respondiendo a la demanda que no cubría la red sanitaria pública.

SEXTO: acusar a aquellos médicos que niegan a las mujeres información sobre su sexualidad, aquellos que les niegan información sobre los métodos anticonceptivos más adecuados, menos nocivos para su salud, a aquellos que ponen trabas y se resisten a practicar ligaduras de trompas cuando la mujer no desea más hijos o hijas y ha elegido esa intervención para evitar más embarazos.

SEPTIMO: acusar a aquellos médicos que negándose a realizar abortos en la red sanitaria pública y dificultando incluso que otros los realicen, los practican con ánimo de lucro en las clínicas priva das y, en ocasiones, de forma clandestina, en los quirofanos de la Seguridad Social

OCTAVO: acusar a la jerarquía de la iglesia Católica de haber jugado a lo largo de la historia y seguir jugando hoy un papel activo y sistemático en la defensa de los valores que nos mantienen a las mujeres en la subordinación y dependencia en relación a los hombres. De considerar que el género humano son los hombres y que nosotras solo somos un apéndice de la humanidad.

 

POR TODO ELLO DECIDIMOS CONDENAR Y CONDENAMOS

 

Al ministro de justicia, Fernando Ledesma, como responsable de la actual ley sobre aborto aprobada por el Parlamento.

Al resto de los miembros del Gobierno, con su presidente Felipe González a la cabeza.

Al resto de instituciones públicas de la Administración socialista implicadas por acción o por omisión en los delitos contra la libertad de decidir de las mujeres.

Al Consejo General de Médicos.

A los jueces, empeñados en aplicar las leyes contra los derechos de las mujeres de la forma más brutalmente misogina.

A los miembros de las fuerzas represivas de la Guardia Civil y Policía Nacional, fieles defensores delorden patriarcal.

A todos ellos por igual, sin ningún tipo de discriminación. Les condenamos a la pena de por vida de una existencia con 103 padecimientos de las mujeres, privados así de los derechos y libertades de los que nosotras carecemos hoy por el mero hecho de serlo.

Les condenamos a padecer los sufrimientos de una sexualidad frustrante, guíada hacia la heterosexualidad y presidida por el miedo al embarazo.

Les condenamos a los padecimientos a consecuencia de la utilización de unos anticonceptivos inadecuados.

Les condenamos a la pena de sufrir las mismas humillaciones, vejaciones y angustias que padecemos las mujeres cuando nos vemos obligadas a ir de puerta en puerta buscando quien nos ayude para acabar con un embarazo no deseado.

Les condenamos a padecer los miedos y los daños físicos y penales derivados de un aborto sin las suficientes garantías sanitarias.

Les condenamos a cada uno de ellos, a verse conducidos por la fuerza, esposados, ante un juez que tenga sobre la mesa y lea en voz alta sus historiales clínicos y sus costumbres sexuales, violentando así su derecho a la intimidad.

Les condenamos a padecer el terror, el dolor y llegado el caso, la muerte, por un aborto realizado contra su salud y contra su vida. Póngase esta sentencia en conocimiento de todas las mujeres para su obligado cumplimiento.

Madrid, 13 de diciembre do 1986

Al género, a lxs generadores:

No se me ocurre mayor petulancia que proponerse conocer de manera superficial la esencia de una misma. Véase, predisponer de sus cuerpos para recrearse en definiciones vagas que permitan almacenar un par si no más, de etiquetas pomposas para la sociedad. Hacedores/as de etiquetas, vuestro trabajo se ha acabado. Ahora seréis perseguidxs por haber dividido a la sociedad, por haber pervertido las mentes, por haber propuesto una palabra que designe la pérdida de la humanidad, por haber querido borrar la libertad del mapa. 

 

Image